El Comercio advierte de que limitar a 1.000 euros el pago en efectivo puede perjudicar seriamente la recuperación del consumo

Estás aquí: